Productos más vistos

Cirio Pascual 2022 Lignum Vitae

Nuevo

PINTADO A MANO

Más detalles

Entrega en 3 meses

103,00 €

  • 6 x 60 cm
  • 6 x 80 cm
  • 7 x 70 cm
  • 7 x 80 cm
  • 7 x 100 cm
  • 7,5 x 90 cm
  • 8 x 80 cm
  • 8 x 90 cm
  • 8 x 100 cm
  • 8 x 110 cm
  • 8,5 x 90 cm
  • 9 x 80 cm
  • 9 x 90 cm
  • 9 x 100 cm
  • 9 x 110 cm
  • 10 x 90 cm
  • 10 x 100 cm
  • 10 x 120 cm
  • 11 x 120 cm
  • 11,5 x 110 cm
  • 12 x 100 cm
  • 10 x 80 cm

Ficha técnica

Alto entre 60 y 120 cm
Peso desde 3 kg, según tamaño
Diámetro de 6 a 12 cm
Contiene cera de abeja
Fabricado en España
Producto artesano
NOTA nos puede enviar ud. el cirio para pintar
AVISO es posible encargar el cirio de tamaño distinto a los ofrecidos aquí. Díganos qué medida necesita y la añadimos.

Más información

ACERCA DE LA PINTURA:

Es completamente artesana, pintado por religiosas.

 

EL DISEÑO

La Cruz como Árbol de la Vida

La cruz de Cristo expresa amor, servicio, entrega sin reservas: es verdaderamente el “árbol de la vida”, de la vida sobreabundante.  Papa Francisco 2 de abril de 2021

La Iglesia celebra con íntima devoción espiritual la memoria de la muerte en cruz del Hijo de Dios y, en su cruz, ve el árbol de la vida, fecundo de una nueva esperanza.  Papa emérito Benedicto XVI el 6 de abril de 2012

La parte superior en las líneas oscuras y en el color verde tenemos las ramas y hojas, con los nuevos brotes de primavera, signo de la regeneración.

La cruz en color marrón-granate es el tronco terminando en los extremos en flores de lis, por la realeza de Cristo y en colores blanco y azul, por la pureza inmaculada de María.

En el centro de la cruz, el cordero Pascual representando a Cristo Resucitado, el Cordero sin mancha que triunfa sobre la muerte.

La base en colores claros es la raíz. Y a petición es posible añadir a los lados del tronco y teniendo como base esta raíz, dos escenas ligadas al Árbol de la Vida desde el principio de los tiempos: por una parte Adán y Eva expulsados del Paraíso y por otra parte, Jesucristo tendiendo la mano a Adán y Eva para llevarlos a la Gloria.

El árbol que propició nuestra muerte se torna en Árbol que nos da la Vida.

Como pequeño detalle añadido: A lo largo de la historia se ha hablado mucho sobre qué árbol o árboles componían el madero la Cruz.

Tomamos lo que vio Anna Catalina Emmerich en sus revelaciones: comenta que “siete sirvientes fueron a coger madera para hacer la cruz entre restos de maderas almacenadas que se usaron para la construcción del Tempo de Jerusalén, recogiendo cinco trozos para formar la cruz”.

Sabemos que en la construcción del Templo se utilizó madera de cedros del Líbano en abundancia.

Por ello, es muy posible que al menos parte, si no toda la Cruz estaría hecha de cedro del Líbano.

Por este motivo quisimos dejar esta huella también en el diseño, colocando junto a las cifras, el característico fruto del Cedro del Líbano, que en cada Pascua, coincidiendo siempre con la primavera, está colmado de polen: pequeñas piñas en forma ovalada-redonda que contienen las semillas que una día germinarán en nuevos árboles una vez hayan pasado varios meses a temperaturas muy bajas.

 

 

LA CERA

De calidad notable. 

Los cirios pascuales son productos complicados de elaborar, porque su grosor dificulta su combustión, a veces la llama no sobresale o emite mucho humo.

Estos problemas los tenemos subsanados.

Estos cirios arden con llama viva.

Su comportamiento es excelente con una casi inapreciable emisión de humos.

 

LA VELA DE CERA EN LA LEGISLACIÓN CATÓLICA 

La Iglesia Católica exigía que durante la celebración de los cultos litúrgicos las velas que se encendieran fueran fabricadas exclusivamente con cera de abejas, sin embargo, debido al alto coste de este tipo de velas (*) en 1904, la Congregación de Ritos decretó que el Cirio Pascual y las dos velas destinadas a la celebración de las misas debían de ser siempre “In Máxima Parte” de cera de abejas, ya que esta tiene un simbolismo religioso de virginidad y pureza de naturaleza. A este respecto, la Enciclopedia Católica explica que desde los primeros tiempos de la Iglesia, los cristianos asignaron un simbolismo definido a la vela o cirio de cera considerando la abeja como símbolo de virginidad, manifestando literalmente que:

“La cera tipifica de manera sumamente apropiada la carne de Nuestro Señor, nacido de una Madre Virgen. De aquí se originó el concepto de que la mecha significa el alma de Jesucristo y la llama la Divinidad, que absorbe y domina a ambas. Por eso el gran Cirio Pascual representa a Cristo: la luz verdadera, y las velas pequeñas a cada uno de los cristianos que tratan de ser imágenes vivientes de Cristo”.

El uso de estos términos, motivó la denominación de las distintas calidades de cera: Máxima, Notable, Exposición (del Santísimo), Iluminación…

 Pero (*) la gran ventaja de la Cera de Abeja es que arde con llama blanca y sin residuos, no perjudicando pinturas ni ornamentos sagrados en las iglesias ni tejidos, bordados en palios y mantos, siendo fácil su limpieza al ser un producto totalmente natural.

Estas son las causas por las que su uso se ha extendido entre todas aquellas entidades que tienen algo importante que preservar. Por ello se usan velas de cera en capillas decoradas con irreemplazables y valiosos ornamentos.

Igualmente, su uso ha proliferado entre las más importantes hermandades de Semana Santa, en cuyos palios procesionan veneradas imágenes rodeadas de valiosos bordados.

 

(*) BLÁZQUEZ ABELLÁN, G., ORZAEZ VILLANUEVA, M.T. (1999, septiembre-octubre). La cera de abejas. Cimiento del enjambre y útil para el hombre (2). Vida Apícola, 97, 15-18.

Reseñas

Escriba una reseña

Cirio Pascual 2022 Lignum Vitae

Cirio Pascual 2022 Lignum Vitae

PINTADO A MANO

Accesorios