Carrito  

Sin producto

Transporte 0,00 €
Total 0,00 €

Carrito Confirmar

Categorías

Cirio Pascual 2018 BEATI 2M

135,35 €

Añadir a la cesta

PINTADO ARTESANALMENTE

Más detalles

 ACERCA DE LA PINTURA:

 

 LA CRUZ

 Está inspirada en las piedras Jachkar que se traduce como «cruz sobre piedra»

 Un jachkar es una piedra grabada. Principalmente se encuentran Armenia.

 Los primeros jachkares aparecieron en el siglo IX, durante el periodo de renacimiento armenio que siguió a la liberación del dominio árabe. El jachkar más antiguo que se conoce fue esculpido en el año 879. 

 Desde el 17 de noviembre de 2010, «El arte de las cruces piedra armenias. Simbolismo y técnica de esculpido de las Khachkars» figura en la lista del patrimonio cultural inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

 La cruz del cirio está tomada de un Jachkar actual de Ereván.

  

ALFA OMEGA Y EL AÑO

 Las letras Alfa y Omega son letras de compás para iluminadores copiadas del libro Arte subtilissima de Juan de Icíar, que murió siendo sacerdote en el s. XVI

 Los números son derivados de la misma estructura que siguen estas letras.

  

EL LEMA

 “Beati, qui non viderunt et crediderunt”, las palabras pronunciadas por Nuestro Señor a Santo Tomás y referidas a nosotros.

 También son letras de Juan de Icíar, del mismo libro, Arte subtilissima. En este caso se combinan las letras cancillerescas y de bulas, mayúsculas y minúsculas.

 Están dibujadas sobre un pergamino que rodea el cirio.

 “Beati, Crediderunt” al frente, donde se aprecia el dibujo del cirio pascual.

 “qui non viderunt”  dibujadas detrás, donde no se puede ver más que la llama del cirio y esta parte de la frase.

  

 LAS MINIATURAS

 Reflejan nuestra Profesión de fe en estas verdades:

 A - Resucitó al tercer día,

 Ω - Y su reino no tendrá fin.

  

 

LA CERA

Los cirios pascuales son productos complicados de elaborar, porque su grosor dificulta su combustión, a veces la llama no sobresale o emite mucho humo.

Estos problemas los tenemos subsanados.

Estos cirios arden con llama viva.

Su comportamiento es excelente con una casi inapreciable emisión de humos.

 

LA VELA DE CERA EN LA LEGISLACIÓN CATÓLICA 

La Iglesia Católica exigía que durante la celebración de los cultos litúrgicos las velas que se encendieran fueran fabricadas exclusivamente con cera de abejas, sin embargo, debido al alto coste de este tipo de velas (*) en 1904, la Congregación de Ritos decretó que el Cirio Pascual y las dos velas destinadas a la celebración de las misas debían de ser siempre “In Máxima Parte” de cera de abejas, ya que esta tiene un simbolismo religioso de virginidad y pureza de naturaleza. A este respecto, la Enciclopedia Católica explica que desde los primeros tiempos de la Iglesia, los cristianos asignaron un simbolismo definido a la vela o cirio de cera considerando la abeja como símbolo de virginidad, manifestando literalmente que:

“La cera tipifica de manera sumamente apropiada la carne de Nuestro Señor, nacido de una Madre Virgen. De aquí se originó el concepto de que la mecha significa el alma de Jesucristo y la llama la Divinidad, que absorbe y domina a ambas. Por eso el gran Cirio Pascual representa a Cristo: la luz verdadera, y las velas pequeñas a cada uno de los cristianos que tratan de ser imágenes vivientes de Cristo”.

El uso de estos términos, motivó la denominación de las distintas calidades de cera: Máxima, Notable, Exposición (del Santísimo), Iluminación…

 Pero (*) la gran ventaja de la Cera de Abeja es que arde con llama blanca y sin residuos, no perjudicando pinturas ni ornamentossagrados en las iglesias ni tejidos, bordados en palios y mantos, siendo fácil su limpieza al ser un producto totalmente natural.

Estas son las causas por las que su uso se ha extendido entre todas aquellas entidades que tienen algo importante que preservar. Por ello se usan velas de cera en capillas decoradas con irremplazables y valiosos ornamentos.

Igualmente, su uso ha proliferado entre las más importantes hermandades de Semana Santa, en cuyos palios procesionan veneradas imágenes rodeadas de valiosos bordados.

 

(*) BLÁZQUEZ ABELLÁN, G., ORZAEZ VILLANUEVA, M.T. (1999, septiembre-octubre). La cera de abejas. Cimiento del enjambre y útil para el hombre (2). Vida Apícola, 97, 15-18.

  • Alto entre 80 y 110 cm
  • Contiene cera de abeja
  • Fabricado en España
  • Grosor entre 6 y 12 cm de diámetro
  • Peso entre 3 y 8 kg, según diámetro